Sin ti tulo 5 01

Hollman

Movimiento Progresistas

Formación
Título:
Comunicador social - Periodista
Institución:
Pontificia Universidad Javeriana
Título:
Becario Nieman
Institución:
Universidad de Harvard
Título:
Becario Reagan- Fascell
Institución:
Fundación National Endowment for Democracy (NED) con sede en la ciudad de Washington (EEUU)
Carrera Política
Votos conseguidos
25651
Las dos localidades con mayor representación
Usaquén
Usaquén
Comisión
Comisión de Gobierno

Durante su carrera Hollman Morris se ha consolidado como un férreo defensor de los derechos humanos, y promotor de una cultura de paz. En esta línea ha sido merecedor de amplios reconocimientos internacionales en defensa de los DD.HH. como el Premio de Derechos Humanos de la ciudad de Nuremberg, Alemania (2011) y el Annual Defender Award de Human Rights Watch, Nueva York, EE.UU. (2007). En su labor como periodista ha recibido reconocimientos internacionales como el Premio CEMEX Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), Monterrey, México y el Premio a la Integridad Periodística en América Latina Samuel Chavkin (2010), otorgado por el Congreso Norteamericano sobre América Latina (NACLA) a periodistas destacados de la región, que visibilicen injusticias y documenten la lucha de los movimientos sociales en la promoción de los valores democráticos. La Asociación de Estudios Latinoamericanos de Norte América (LASA) galardonó a Morris en el año 2007 con el premio de Medios de Comunicación, por su "aporte desde el periodismo para entender mejor a Latinoamérica" y también le fue otorgado el Premio Internacional a la libertad de prensa del Canadian Journalists for Free Expression, Toronto, Canadá (2006). Además, ha sido merecedor de importantes reconocimientos nacionales, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar (2012) (2010) (2004), así como el Premio del Círculo de Periodistas de Bogotá (2007) (2012), el Premio India Catalina, y otros reconocimientos de periodismo regional. Para Morris el periodismo, más que una carrera profesional, significa un compromiso social. Como fundador y director del programa periodístico Contravia, durante más de 10 años, hizo seguimiento al conflicto armado y sus consecuencias para la población civil. Esa experiencia lo llevó a construir relatos periodísticos que dan visibilidad especial a la voz de los más pobres y vulnerados en los conflictos armados. Al elegirlo merecedor del Premio Internacional de Derechos Humanos de Nüremberg (Alemania), el jurado aseguró: “Hollman Morris con un valor admirable y con un alto riesgo personal ha hecho visibles a las víctimas del horrible conflicto armado que prevalece su natal Colombia. En sus programas de televisión le ha dado su voz. Además, algunas de sus investigaciones periodísticas han detenido la impunidad de terribles violaciones de los derechos humanos”. Las denuncias que desarrolló en su labor periodística lo volvieron blanco de amenazas, situación que lo llevó al exilio en dos oportunidades. La primera en el año 2000, cuando se trasladó, con su familia, a España; y la segunda se desata tras la persecución sistemática a periodistas y defensores de derechos humanos durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez en la que a las amenazas se sumaron, los señalamientos, seguimientos irregulares por parte del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), donde fue víctima del episodio conocido como las chuzadas del DAS. Desde su experiencia de reportería, Morris ha cuestionado la forma en que los medios de comunicación tradicionales cubren los conflictos y muestran a las víctimas. El diario The Guardian de Inglaterra expresó que Morris “mantiene su compromiso de descubrir la verdad sobre las atrocidades cometidas por grupos paramilitares de derecha y los grupos guerrilleros de izquierda y exponer los abusos cometidos por autoridades gubernamentales”. Y fue precisamente esta inquietud frente al cubrimiento que los medios tradicionales han dado al conflicto armado colombiano la que lo llevó en julio de 2003 a fundar con la ayuda de la Unión Europea el programa de televisión Contravía. La serie se convirtió en un referente para entender las otras realidades que los grandes medios de comunicación han dejado de visibilizar, resaltando y dignificando a las víctimas de la guerra en Colombia. Contravía ha sido reconocido a nivel nacional e internacional convirtiéndose en un ejemplo para periodistas de todo el mundo. En el año 2012, durante la Alcaldía de Gustavo Petro, asumió la gerencia de Canal Capital, la televisión pública de Bogotá que posicionó como la “televisión más humana”, un canal dedicado a la promoción y la defensa de la paz y los derechos humanos. Como gerente del canal público de Bogotá, Hollman Morris, enfocó los contenidos de este medio regional en la democratización de la cultura, defensa de la paz y los derechos humanos. Bajo la idea de la promoción de una cultura de paz en 2013 Canal Capital se convirtió en el primer medio de comunicación del mundo en firmar una alianza con Naciones Unidas. En un país devastado por el conflicto armado, y en el marco de un proceso de paz prometedor Canal Capital representó una opción única e innovadora. Dirigió junto al cineasta Juan José Lozano el Documental Impunity que llevó a todos los rincones del país en una caravana por la memoria de las víctimas del paramilitarismo. El producto audiovisual fue galardonado con premios como el de mejor documental del Festival de cine latino de Toulouse, el premio del público del Festival de Santiago FIDOCS, The Camera Justitia Award del Festival Movies that matter en La Haya y una mención especial del Festival du Film Forum International sur les Droits Humains de Ginebra. Es protagonista del documental Testigo Indeseable (2008) del documentalista Juan José Lozano, producido por la Televisión Suiza, donde se relatan los riesgos a los que se ha enfrentado en el ejercicio del periodismo en un país en conflicto como Colombia. Es autor del libro Operación Ballena Azul, Las armas del Cantón Norte (2001), publicación que fue finalista en el Premio Nacional de Literatura en Colombia, y participó en el libro Las Perlas Uribistas (2010) con el capítulo El DAS, una cacería criminal. En el 2016 incursionó en la política, y fue elegido con la cuarta votación más alta, Concejal de Bogotá por el Movimiento Progresistas. En el Cabildo Distrital se ha destacado por hacer un seguimiento a los temas de paz y derechos humanos, impulsar iniciativas como Bogotá Capital de la paz, la defensa de los derechos de los habitantes de calle y promoción de una cultura democrática, contra la corrupción con iniciativas como la eliminación de honores y reconocimientos a los Concejales condenados por corrupción a la administración pública. Además, ha adelantado debates de control político en temas cruciales para la movilidad de Bogotá.

También te puede interesar