Movilidad
politician
Diego Andrés Molano Aponte
Centro Democrático

¿Crees que se deba priorizar en el Concejo de Bogotá el P. Acuerdo para que en 7 años, el 100% de los Buses del SiTP sean eléctricos?

poll thumbnail
Propuesta Cerrada
propuesta cerrada
El 10,5 % (3.291) de las muertes que se presentan en Bogotá son por enfermedades respiratorias causadas por la contaminación. Las consecuencias de la mala calidad del aire en materia de salud son bastante serias al punto que según el DNP la contaminación del aire en Bogotá en 2015 causó 3.219 muertes y generó costos por valor de 4.2 billones de pesos lo cual representó el 2.5% del PIB de la ciudad.
La Propuesta:

Los países en desarrollo presentan mayores emisiones de material particulado, entre otras cosas por la calidad de los combustibles, bajas tasas de renovación de flota y/o acceso a tecnologías limpias por su alto costo; además, los riesgos a la salud asociados al trans- porte no son una prioridad.

 

El tema de la edad del automotor, la calidad del combustible y la tecnología usada, hoy en día están reguladas por estándares de emisiones dadas por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) y la normatividad europea “EURO”.

 

Son numerosas las normativas nacionales e internacionales que promueven el control de los emisores de gases contaminantes. Si bien estos pueden provenir de muchas partes, la mayor problemática en las ciudades son los vehículos viejos, que no funcionan de la mejor manera y que producen una mayor cantidad de gases contaminantes. Es por esto que se crea la normativa EURO que limita la cantidad de gases que puede emitir un vehículo y que permite así una mejor calidad del aire, que cuenta con el visto bueno de todos los países de la zona euro y que se ha usado como referente para la producción de vehículos en el mundo.

 

Bogotá presenta serios problemas de contaminación como consecuencia de las emisiones de material particulado generado por el transporte de la ciudad.  En ese orden de ideas, el transporte de carga es el principal generador con cuarenta y tres por ciento (43%), seguido por el transporte público, teniendo en cuenta el transporte público colectivo como el SITP el cual llega al veintitrés por ciento (23%), en tercer lugar está el transporte especial con el catorce por ciento (14%) y por último, otros vehículos dentro de los cuales se encuentran camiones, automóviles, taxis y motos con el veinte por ciento (20%).

 

La degradación de la calidad del aire ha venido aumentando en la ciudad según lo eviden- cian los datos de casos atendidos por enfermedad respiratoria aguda (E.R.A.),  pasaron de 29.064 en 2007 a 52.170 en 2016. Nadie está a salvo de la contaminación ambiental y quienes más sufren las consecuencias son los niños, los adultos mayores y las mujeres en condición de embarazo.

 

Las consecuencias de la mala calidad del aire en materia de salud son muy serías, según el DNP la contaminación del aire en Bogotá en 2015 causó 3.219 muertes y generó costos por valor de 4.2 billones de pesos lo cual representó el 2.5% del PIB de la ciudad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por lo anterior, y teniendo en cuenta que el mundo avanza hacia una movilidad con tecnologías limpias, como es el caso de la ciudad de Shenzchen (China), la cual va a remplazar su flota de buses contaminantes con 16.359 buses eléctricos, Barcelona con su estrategia de movilidad Eléctrica se propuso para el 2024 contar con un 80% de la flota municipal eléctrica, asimismo, la ciudad de Medellín con el objetivo de salir del ranking de las ciudades más contaminadas de Colombia cambio toda su flota de buses de transporte público a gas natural, actualmente trabajan en un plan para renovar los 250 buses articulados que integran el sistema Metroplús para que tenga motores eléctricos y disminuyan drásticamente la contaminación atmosférica, entonces por qué no avanzar hacia una movilidad con tecnologías limpias cero emisiones que nos permitan respirar mejor.

 

Si una flota de diez buses eléctricos recorre 2.500 Km diarios en vez de una flota de diésel, se evitaría quemar 417 galones de combustible y se dejarían de arrojar 4.2 toneladas de dióxido de carbono al día, lo cual al año ahorrarían 1.533 toneladas arrojadas al ambiente. Bogotá debe dar el primer paso y avanzar hacia una movilidad sostenible.

 

La Secretaría Distrital de Movilidad en coordinación con la Secretaría Distrital de Ambiente, expedirá el Plan Quinquenal de fomento de la Movilidad Eléctrica Cero Emisiones, dentro de los seis meses siguientes a la aprobación del presente acuerdo, el cual tendrá como insumo de elaboración, mesas de trabajo con universidades públicas y privadas, colectivos ambientalistas y ciudadanía en general y cuyos objetivos son  los siguientes:

 

1.     Garantizar que para el año 2.030, el 100% de los vehículos automotores oficiales nuevos  o aquellos contratados para la prestación de dichos fines, que circulen en el Distrito Capital, deberán operar con motores eléctricos que generen cero emisiones de material contaminante.

2.     Garantizar que para el año 2.025, el 100% de los vehículos automotores nuevos que operen en el sistema de Transporte Público del Distrito Capital, deberán operar con motores eléctricos que generen cero emisiones de material contaminante.

3.     Propender porque en año 2.030, todos los vehículos automotores de carga nuevos con capacidad superior a 3.000 kg (3 toneladas), operen con motores eléctricos cero emisiones.

4.     Propender porque en el año 2.040, todos los vehículos automotores nuevos de servicio público o particular que circulen en el Distrito Capital, operen con motores eléctricos cero emisiones de material contaminante.

También te puede interesar